Blog
The Jungle Ultra: una carrera en el valle de Kosñipata

The Jungle Ultra: una carrera en el valle de Kosñipata

7 August 2018

La carrera The Jungle Ultra representa para los corredores un gran reto físico, y para las poblaciones del valle de Kosñipata una gran oportunidad.

Texto: Talía Lostaunau

Fotos: Will Roberts

Gracias a su variada y retadora geografía, Perú se ha convertido en uno de los destinos preferidos por los organizadores y corredores de carreras extremas. Hace pocos días se anunció que la segunda edición de la Half Marathon Des Sables, con 120 kilómetros de distancia, se correrá en los desiertos de Ica este año. Esta es una de las carreras más conocidas a nivel internacional, por lo que es una gran alegría que se celebre en nuestro territorio, sin embargo, hace ya varios años se vienen realizando este tipo de eventos en diferentes partes del país. Uno de ellos es la carrera llamada “The Jungle Ultra”, de la serie británica “Beyond the Ultimate”, la cual se desarrolló entre el tres y siete de junio de 2018, por sétimo año consecutivo, en los densos bosques del Valle de Kosñipata, en la selva de Cusco. Este año congregó a cincuenta participantes de diferentes partes del mundo que asumieron el desafío y corrieron durante cinco días y 230 kilómetros.

El dos de junio los participantes se trasladaban desde la ciudad de Cusco hacia la estación biológica Wayqecha desde donde, al día siguiente se daría inicio a la carrera. Esta primera etapa de 38 kilómetros fue, probablemente, una de las más complicadas, pues coincidió con el inicio del tercer friaje del año en la selva peruana, el cual ocasionó intensas lluvias y ráfagas de viento. A pesar de que el clima fue más amigable en las siguientes etapas, las propias reglas de la carrera representaron un gran reto para los participantes, quienes debieron cargar a sus espaldas todo el equipo necesario y sus alimentos, además de dormir en hamacas armadas por ellos mismos. Los recorridos por día no bajaban de los 30 kilómetros, y en la quinta y última etapa los participantes pusieron a prueba su resistencia física corriendo 92 kilómetros. Ganó la carrera el británico Jamie Bromfield, quien competía por primera vez en la selva peruana.

The Jungle Ultra” es considerada por las poblaciones de la zona como una gran oportunidad pues, además de los cincuenta participantes, organizadores, un amplio staff de médicos y espectadores llegan a Pilcopata para disfrutar de este evento que se realiza una vez al año, generando ingresos en las comunidades locales por aproximadamente 80 mil soles. Los miembros del Comité de Coordinación de la Reserva de Biósfera del Manu han estado involucrados desde la primera edición de esta carrera. En un inicio era necesario que gran parte del staff sea británico pero, con los años, los locales han aprendido las técnicas de seguridad necesarias para ser ellos quienes den soporte a la compleja logística que esta carrera requiere. La Comunidad Nativa de Santa Rosa de Huacaria también es beneficiada directamente por esta competencia, puesto que es el punto de llegada de la tercera etapa, y cada participante debe pagar una tarifa por el derecho a acampar en su territorio. A pesar de que los atletas no pueden comprar comida local, pues así lo establece el reglamento, es una gran alegría para la comunidad poder compartir sus tradiciones con los visitantes. Un evento de esta magnitud en una zona ecológicamente frágil como el Parque Nacional del Manu y su Zona de Amortiguamiento requiere de gran cuidado. Juan Carlos Flores, gerente de Andean Lodges, trabaja con la población y gestores locales para que las rutas y campamentos no afecten la fauna y flora del lugar. Esta es una forma más de hacer turismo responsable y el valle de Kosñipata es testigo de que, con gran esfuerzo, se puede lograr.

Compartir


Nuevas entradas


Encuentra tu aventura


Contactenos

¿Quieres obtener mas información?...